Página Principal

miércoles, 16 de septiembre de 2015

CORREOS Y TELEGRAFOS




Caminando hacia el centro nos encontramos con el edificio de Correos y Telégrafos, el cual se construyó en dos fases, muy diferentes y separadas en el tiempo. La parte principal, con fachada hacia el Paseo de San Francisco, se construyó entre los años 1928 y 1931, y está junto al Colegio General Navarro, también de estilo historicista, pero de tipo regionalista. El edificio presenta tres plantas y una fachada donde resalta el ladrillo visto, formando bellas combinaciones de entrantes y salientes. El ladrillo visto se complementa con enfoscados, produciendo un interesante juego cromático; y con granito en la parte inferior. Además las pilastras de ladrillo visto, las molduras, la entrada principal en forma de arco de medio punto de ladrillo visto, etc., dan como resultando una composición original y diferente.
La parte posterior del edificio, hacia la Avenida de Huelva y la Plaza de La Libertad, fue añadida en los años 60, es de escaso interés y no guarda relación arquitectónica con la principal.
Desde el 18 de Febrero de 2006, el escudo del anterior régimen que coronaba el edificio central de Correos, en el paseo de San Francisco, permanece oculto bajo una cobertura metálica sobre la que aparece el símbolo de la empresa. Con esta actuación desaparece a la vista uno de los últimos símbolos franquistas que perduraban en la ciudad y se ha hecho sin previo aviso y sin explicaciones. Según algunas fuentes, este escudo fué colocado hace medio siglo, durante la dictadura, en una obra de remodelación del edificio, que se inauguró en los años 30 y había sido proyectado durante la dictadura de Primo de Rivera, al mismo tiempo que el colegio General Navarro.....

En recuerdo de mi gran amigo José Maria Chaparro.

Carteros con su cartera de reparto a cuestas con destino a las barriadas en los años 50
Carteros de Correos de Badajoz en los años 60
Empleados en los años 70
Edificio de Correos en 1958, fachada de Avenida de Huelva, entonces de General Varela
Correos en los años 60, desde la avenida de Huelva



martes, 15 de septiembre de 2015

AVENIDA DE HUELVA


Caminando hacia el centro de la ciudad, hoy vamos a recordar la Avenida de Huelva (que se llamaba anteriormente Avenida de Correos, y posteriormente Avenida del General Varela), la cual es sin duda una de las vías más emblemáticas de Badajoz, y familiar para todos los pacenses, que empieza en la fuente de Correos y termina donde está situada el Ancla que la Escuela Naval de Marín en 1974 donó al Ayuntamiento de Badajoz.
En ella se encuentran edificios de importancia, como el Gobierno Civil, que hoy es la Delegación del Gobierno, a continuación y de esquina se encuentra la antigua Casa de la Falange, que alberga hoy en día dependencias de la Junta, enfrente está el Instituto Zurbarán que siempre le hemos llamado "El Instituto", También en esta avenida están el antiguo Instituto Nacional de Previsión ( que fué sede del organismo que hacía las veces del servicio nacional de salud de entonces y albergaba también los consultorios médicos, recuerdo en ese consultorio al amigo Pepe Ruiz Adame de celador), y también la antigua Sede de la Cámara de la Propiedad Urbana, que el cual hace esquina de la calle del Foso, hoy Regino de Miguel, también existió una tienda de la Metalúrgica Extremeña de Demetrio Lancho que trabajaba en ella mi antigua compañera en Sobrino, Petri Larios, donde hoy existe la pasteleria Ansorena, la farmacia de Cecilio Benegas  y lugares de ocio como Mervic, que los dias de marcha de sus bajos nos pasabámos al pub The Red Jacket que estaba enfrente,  y en los bajos del edificio que hace esquina con la calle La Bomba, donde hoy existe uno banco estaba una industria de automoviles que creo recordar, que su nombre era el de  Corchero y Cia,


Lienzo de muralla que se derribó para abrir la avenida de Huelva, tras ella podemos ver el edificio de Correos.
Inicio de la Avenida de Huelva en los años 30, al fondo podemos observar Correos y el Colegio General Navarro
La fuente del inicio en los años 50
La avenida en los años 50




lunes, 14 de septiembre de 2015

AVENIDA DE VILLANUEVA


Caminando hacia el centro de la ciudad, hoy vamos a recordar la Avenida de Villanueva, siento un poquito de nostalgia al recordar el Bar Z en la esquina de la Avda. Villanueva y la Autopista, regentado por Tomás e Isidra (de la familia Martinez), ya que era punto de reunión de los amigos Beni, Manolo, Juan, Luis, Pepe (el cabezón), Pepe (el pescadero), que en el vespacar de su padre (el Sr. Elias) nos íbamos a veces todos a la Venta La Rueda, más conocida como la Venta "El Coño", a que nos atendiera nuestro amigo recordado Raimundo (Rai), q.p.d. después de dejar a nuestras novias en su casa antes de las 10 de la noche.
Después la farmacia de Pilar Blanco, recuerdo a Lucio q.p.d. de mancebo, una droguería, y a la vuelta en la calle Rafael Lucenqui (entonces llamada calle Boticario) esa churrería que tenía unos churros que crearon fama, asistida primero por el padre y luego los hijos, de La Corchuela, una carnicería y un ultramarinos del "torero", posteriormente estaba la Renault de Marcelino Sanchez, talleres y venta de vehiculos, en el local donde hoy hay (como nó), una tienda de chinos, en los bajos de ese edificio esquina con la calle Francisco Luján (entonces calle Médico), que tenía una trampilla en la acera donde descargaban la leña para la caldera del edificio, recuerdo al sr. portero de entonces (del cual no conozco su nombre), y al transportista de la leña (creo recordar que le llamaban "El Pena"), y enfrente los chalets de Previsión,
 más adelante donde lo que hoy es el edificio Estela,que lo construyó Antonio Lara, estaban las instalaciones de  La Estellesa, donde diaríamente acudían los dueños de casas de huespedes a buscar clientela, y posteriormente el lateral con una entrada
 de vehículos del cuartel de Menacho. Entre estas dos instalaciones se encontraba la calle Cuartel, la que hoy es conocida como Saavedra Palmeiro.
En la acera de enfrente una farmacia que no recuerdo al licenciado/a, el bar Niza, parada obligatoria para los que venían de los pueblos en los autobuses, el Bar Miño,  la cafetería Montoba (cuantos ratos agradables compartimos allí), que tenía en planta baja una pequeña discoteca,y la pastelería Texas . A la vuelta en República Argentina, la discoteca 29-92 de la cual he sido cliente habitual (la crearon dos pilotos de la base, de ahí su nombre, ya que esos números corresponden a una isobara para calcular el nivel de vuelo de un aparato).
Siguiendo un edificio donde se encuentra la Papeleria Paule, en el que vivía mi antiguo profesor de dibujo de Maestría, D. Isauro Luengo, los talleres y venta de la DKV.



Más adelante, un solar vallado, donde hoy de encuentra el edificio que hace esquina con la Avenida de Santa Marina, que alberga en sus bajos la oficina de Mapfre (Foto de Miguel Angel Vazquez Diaz-Blanco).










Luego se fueron incorporando más edificios e industrias a la avenida, como la Cafetería Galaxia entre otros.

Este ancla fue donada al Ayuntamiento por la Escuela Naval de Marín. A su llegada, en el año 1974, se decidió que fuera colocada donde permanece, al final de la Avenida de Huelva e inicio de la Avenida de Villanueva


domingo, 13 de septiembre de 2015

PARQUE DE CASTELAR







Recuerdo durante mi estancia en la escuela de Maestría Industrial, una serie de lugares de este parque que ocupa el espacio del antiguo olivar y huertas del convento de Sto. Domingo, que se inauguró en diciembre de 1903 con un concierto de la banda municipal. El aspecto actual se debe a una reforma que se llevó a cabo en 1941 bajo la dirección de Juan Nogres Rauch, tras un vendaval que arrasó gran parte del jardín. con aproximadamente 12.000 m2,.
En mi etapa colegial existía en él un pequeño zoológico que tenía cigüeñas, garzas, ciervos, una zorra y hasta una loba,  recuerdo el recinto que conocíamos como "la boca del lobo", donde muchas parejas se dieron su primer beso y otras cosas, que luego pasó a ser un "fumadero" de la malísima droga el cual pasó de color "rosa" a color "negro".
Aquellas señoras (madre e hija) que asistian los urinarios que había frente a la escuela, y nos vendían los cigarrillos y las cerrillas sueltos (1 Celta, 1 Tip Top y 1 gorda de cerillos = 1 Peseta).............
Los misperos y dátiles que cojíamos de los árboles, para luego tirarnoslos unos a otros.........
El trasiego de ir y venir de los pescadores a la casa del guarda a por lo cebos de la pesca..........

Como curiosidad os diré que las verjas de las entradas principales son las que cerraban Puerta de Palmas por la noche dejando la ciudad intramuros inaccesible tanto para la entrada como para la salida de la ciudad. Las cuales podeis contemplar en la fotografía que encabeza esta página.
Los recuerdos son de agua, y a veces nos salen por los ojos...

Uno de los pavos reales del parque
Estanque del parque en los años 50
    Monumento a Adelardo Covarsi




    Monumento a Carolina Coronado
    Monumento a Luis Chamizo
    Un precioso lugar del parque
    Lugar sombreado del parque
    El mismo lugar con lleno de glicinias
    El Parque en los años 30
    En esta fotografía de Miguel Angel Vázquez vemos la Fuente del parque en los años 50 y en actualidad
    Un lugar recogido del parque
    El parque a principios del siglo XX
    Patos y palomas junto al estanque del parque
    Lugar sombreado del parque
    Casa para las herramientas y maquinaria para la jardineria
    El estanque con la estatua de Carolina Caronado al fondo
    Plaza de San Vicente y el Cuartel de la Guardia Civil en Santo Domingo sobre el año 1903, antes de la construcción del Parque de Castelar en su lugar.
    Kiosco de bebidas del Parque
    Una tarde soleada en el Parque de Castelar

    A la sombra de los arboles
    Rodaje de la pelicula "La guerra empieza en Cuba" en el Parque de Castelar
    El Árbol de los Chupetes