Página Principal

martes, 29 de marzo de 2016

LOS ANTI-TAURINOS



El rechazo a las corridas de toros en el Estado Español ha crecido extraordinariamente.
Yo personalmente no suelo ir en vivo a corridas de toros, (pero sí disfruto con ellas a traves de la televisión, pero a pesar de ello, hay muchísima ignorancia entre los antitaurinos y muchísimo desprecio a una cosa que ha sobrevivido siglos y que puede ser absolutamente bellísima, una metáfora de la vida y de la muerte como no hay otra en ningún escenario del mundo, pero ahora es lo que se lleva (esto último es de Joaquin Sabina).

El que no quiera ir a los toros, que no vaya y punto, y que se dejen de tocar las pelotas (perdón por la expresión) a los demás, que hay cosas más importantes en la vida.Pero que no hablen de ecología ni de amor a los animales, porque no conozco a nadie que los ame más que los ganaderos y los toreros.


Para mí el TOREO (en letras mayúsculas) es un arte grandioso, sublime, único, sin igual, en el que se han inspirado multitud de poetas, pintores, escultores, músicos, literatos, etc (todo tipo de artistas) para crear sus obras. Ningún otro arte ha influido tanto en las demás artes como el Toreo. Por eso cuando pienso en los anti-taurinos realmente no les puedo entender, y siempre acabo diciendo lo mismo, “lo siento por ellos”, pero no se me tome esta frase como sarcasmo, o despectiva hacia ellos, porque no es así. Me explicaré: Lo siento por ellos porque no pueden disfrutar (pues no les gusta) de las sensaciones, de las emociones que transmite el Toreo, para mí son profundas, intensas, muy difícilmente explicables con palabras. En cierta ocasión me pidieron que expresase lo que sentía al presenciar una gran faena de mi torero preferido (todos los aficionados tenemos un torero preferido, aunque nos gusten los demás) y contesté que era como “oír y vivir al mismo tiempo, la Danza de Fuego de Falla, la Primavera de Vivaldi, el Danubio Azul de Strauss y el Lago de los Cisnes de Tchaikovsky; todo ello, repito, al mismo tiempo. Sin embargo, los anti-taurinos no pueden disfrutar esas emociones y, sinceramente, me da pena, lo siento porque el Edén de sensibilidad, belleza y emoción que genera el Toreo les está vetado. Igual pensaría si alguien me dijese que no le gusta la música clásica o la poseía de Bécquer, por poner algún ejemplo. También lo siento por los prohibidores, porque no pueden entender que el Toreo es un sentimiento, que nace de las mismas raíces de alma, y los sentimientos no se pueden ni deben prohibir. Podrán prohibir la expresión de ese sentimiento pero no el sentimiento que, en tal caso, se irá acumulando, al no poder expresarse, y tarde o temprano rebosará y saldrá a la libertad. No quiero ofender a nadie pero, sinceramente, pienso que la persona que no pueda entender estas cosas ha de tener una distorsión mental muy seria, y por eso digo ¡lo siento por ellos! Me gustaría que todos los anti-taurinos, especialmente los radicales, prohibidotes, reflexionasen sobre ello, procurando informarse de lo que es el Toreo, tratando de entender con mente abierta, porque creo que están equivocados. En la historia hay multitud de intelectuales, artistas, científicos, todos personas muy inteligentes, que han sido y son amantes del Toreo, y es muy difícil que todos estén equivocados y los anti-taurinos en lo cierto. El Toreo no es, como ellos dicen, crueldad, es valentía, arrojo y corazón, es sentimiento, arte y emoción y Torear es acariciar con pasión.
No me vale que la gente “valla a donde va Vicente”, porque la mayoría de ellos están protestando por que está de moda serlo, pero en realidad no saben que es lo que rechazan, ya que pienso que todos esos anti-taurinos no son todos vegetarianos, o no comen nunca carne?,  
Esta es mi humilde opinión sobre estos movimientos modernos, que puede no ser la correcta, pero es la mía.

1 comentario:

  1. Pienso que lo de los antitaurinos es una estafa, gente llena de hipocresía y de odio ya me gustaría a mí que defendieran con la misma fuerza a las víctimas del terrorismo, los abortos en gestación casi de ocho meses. Jamás se les oye protestar por las aberraciones que comete el Islam etc, porque y no me digan que no tiene nada que ver una cosa con la otra porque no es así, los antitaurinos además de no defender lo que he nombrado tampoco defiende absolutamente nada de lo que sea español así que todo va unido. A mi, personalmente nunca me han gustado los toros pero respeto a todo aquel que le guste pues forma parte de nuestra cultura y tradición quien soy yo para prohibírselo. Lo que hay que prohibir son los asesinatos y el daño que se les hace a las personas y de eso se callan. Tampoco me gusta a mí la fiesta del orgullo gay y respeto a quien le guste yo creo que en la sociedad cabemos todos y cuando no es así, mal asunto, es una dictadura que una parte quiere imponer lo suyo a la otra y eso no debe ser.

    ResponderEliminar