Página Principal

sábado, 17 de septiembre de 2016

RECUERDOS DE MI PUEBLO, La Coronada.




Los que ya por edad “peinamos canas” tenemos una mochila a nuestras espaldas llena de recuerdos y a veces necesitamos soltarlos para poder ir aliviando un poco de su peso.

Los recuerdos relacionados con mi pueblo no se reducen solamente a ser el lugar donde nací , razón que sería por sí sola suficiente para no olvidarlo, sino que es también el sitio casi mágico que para mí constituyó durante mucho tiempo.
Tales como mi familia, mis amigos de la infancia, vecinos, conocidos y sobre todo algunas personas de las cuales tengo un recuerdo especial por algún que otro motivo que influyó para siempre en mi vida posterior.

Nací en el año 1950 en un pueblecito de la provincia de Badajoz, de la zona de La Serena, llamado La Coronada. Por los motivos que el destino nos tiene asignado en nuestra vida (el fallecimiento de mi padre), tuvimos que emigrar a la capital de la provincia en 1958.
A pesar de mi corta edad (7 años) cuando marché de el, guardo unos recuerdos imborrables de mi infancia en las idas y venidas al pueblo todos los años en las vacaciones del colegio.
Nací en la calle de Los Arrieros en la casa de una familiar de mis padres que  llamaban “La Chacha”, viví en la calle Real, llamada entonces del General Mola,  y pasaba las vacaciones en la calle El Barbero, hoy Virgen de Guadalupe, en la casa de mi tia Adelaida (q.p.d.) la cual fue una segunda madre para mí.

Mis abuelos paternos fueron Juan Calvo y Elisa Moreno, y los maternos Pedro Moreno (al que no conocí) y Cándida Machuca.
Ellos fueron los padres de mis padres Ramón y Antonia, y de mis tios y tías Teodosio (al cual no conocí), Manolin casado con mi tía Petra, Andrés casado con mi tía Antonia,  Primi casada con mi tío Manolo, Adelaida casada con mi tio Pepe, y Angelita casada con mi tío Mauricio.

Mis primos Teodosio, Andrea, Carmen, Diego y Marina (hijos de mi tío Manolin), Ramón, Antonio y Eduvigis (hijos de mi tio Andrés (el húngare), Boni, María (una hermana para mí) y Juan (hijos de mi tía Adelaida), Julián (q.p.d.) y Elisa (hijos de mi tía Primi) y Cayetano (Tani) q.p.d., hijo de mi tía Angelita.

Mi pandilla de amigos de aquella infancia la formábamos: Antonio Villegas, Joaquin (el grullo), Nicomedes, Antonio (el marqués), Julio (Julin) y su hermano José, Mauricio (Mauri el gacho), Antonio (el jabeño), Benito (el corneta), Paco (San José), Marcelino (el del municipal), Canelo, los hermanos Cerrato, los mellizos de Ponce, y algunos más.

Un recuerdo muy especial para Raimundo q.p.d. (La Fama) y Gonzalez (hijo de la Sra. Valen), porque gracias a ellos aprendí a nadar en aquella laguna de aquellos pingotes y aquella barranca, que tantas veces me llevó de pesca mi abuelo Juan. Y también para D. Antonio Soto Huertas el párroco al que a sus órdenes estuve de monaguillo, junto con Antonio Valdivia (hermano del pajarito) y Paco (estanco viejo).
Y además a Serafín Mendoza de la Peña, por haberse comportado conmigo como un hermano mayor.

Cono no voy a recordar a José el de la luz, la Naranjera, los buñuelos del tío José María, la herreria del padre de Andrés junto al reloj, otra que había más abajo en la cuesta del reloj, y la de Juanito Ocampos, D. Paco el practicante, la escuela de cagones de la Sra. Alfonsa y la de Juan Gaspar,  los polos de Patricio (Cabiche), la panadería del Tío, la carpintería de Almena y la de Manuel Horrillo, y aquella fuente “La Fuente, cuando era un pozo” donde arrojaban los carros los quintos que se iban al servicio militar.

Aquellos bares de antes como el de Posidro, la Gorda, el Patilla, Pedro el Gordo, el baile de Baltasar, el cine de Cabiche, no sé si queda ya alguno de ellos.

Aquellos amigos y amigas de mis idas y venidas al pueblo, tales como: Galín, Serafín el boticario, los del Machete, Jacin y su hermana Nati, Jose Mari y Balbi, Ana Mari Arias, Paco de la panadería, Pedro Sandía y su hermano Plácido, Andrés Horrillo, Rosi y Celia Cerrato, Pepe el mequillo y su mujer Feli, Germán y su hermana María, los hermanos Peñalver, Andrés, Pepe el sapillo y sus hermanas, Eloy y su hermano Pedro, etc,..........

Otros que no tengo más remedio que nombrar son la familia Mendoza de la Peña: el Sr. Jerónimo y la Sra. Felisa (ya que nos consideraban como de su casa), y sus hijos Miguel, Pedro, Beni, Paca y Serafín (al que desde aquí. le mando un abrazo).

El Porce, los Sierra, los Machuca, los de la Talita, los del Serrano, la Sra.Paula del zapatero y sus hijos, la Sra. Julia y sus hijos Indalecio, José y Julio (casado con Catalina), las familias de guardias civiles que vivieron en la casa de la calle Real esquina con la calleja (no los nombro porque fueron varios y se pasará alguno), Nicomedes y Maria Luisa, Antonio y Juana (posteriormente Juanjo Arias), los guardas de Culebra (que vivieron en mi casa), Ramón Belló,  Jose Antonio (el Cano) y Angelita Calvo, la Sra. Rosa (madre de Galín), su marido Juan Antonio y su hija, Manolo y Gertrudis, Elisa, Manuel y Magdalena, Gaspar Villegas y Sra. María y sus hijos Antonio y Miguelín, José Maria, Joaquin,Tomás y sus hermanas (hijos la tía Raimunda), José, Angel, Santi y Antonio (hijos de la tia Feliciana), Pedro (el gordo), Ventura, Florencia y Milagros (hijos de la tia Remigia), Luis, Pepe y Angelita (del Tio), Ina y Diego y su hijo Joaquin, Hilaria, Bernardino y Julio Arias, los de Pinaya, la tia Severina, su familia y mis amigas Rosi y Celia, el Pimentero, Isidro el barbero, Teodosio y su mujer, D. Angel y sus hijos, el Sapo y su mujer (cuya mula me dió una coz en la cara en el pilar nuevo), Eusebio, Miguelturra, el Zorro que vivia frente al baile de Baltasar,, Luis el cabeza tuerta, Jeromin, la abuela de mis mis amigos Plácido y Pedro Sandia, Daría y su hermana, .Castro el fotógrafo, ...............................

Aquellas tardes de ir a dar de comer a las bestias al campo con mi primo Boni, aquellas eras trillando en el lejío de Santa Lucía con mi tio Pepe y Manolo el de Gertrudis, el camión de la Fábrica que siempre se paraba en mi puerta y su chófer (que no recuerdo su nombre) me dejaba montarme, la caza de mecos y bobillas, aquellas pirinolillas de los eucaliptos de la carretera el cementerio que tirábamos con los canutos, los baños de la laguna, las campanas de la iglesia, que tanto me costaban hacerlas sonar (un recuerdo para la Sra. Rosa, madre de Galín, ya que siempre me lo recordaba), los paseos de la carretera, los lavados de ropa en el Chamorro, aquel vareado en la cogida de aceitunas, recoger los higos y las brevas, en el Arrollo del Gato, la Huerta Peña,...............

Quiero desde aquí recordar a todas esas personas que he nombrado, que ya no están con nosotros, en particular a mis familiares tanto carnales como políticos. Y uno muy especial para mi tia Adelaida y mi tio Pepe (ya que con ellos pasé gratos momentos y aprendí muchas cosas que ayudarían en el transcurso de la vida). Y sobre todo para aquellos que se marcharon en la flor de su vida, tales como: mi primo Julian, mi prima Jacin (mujer de mi primo Boni), y mi prima Loli (mujer de mi primo Ramón..........Por vosotros, esteis donde esteis.

Es posible que me haya dejado a alguien en el olvido, si es así le ruego me perdone ya que han pasado muchos años, y puede ser que me quede a alguien en el tintero. 
 

3 comentarios:

  1. Que ilusión leer todos esos nombres que mi madre también de la Coronada tantas veces me ha nombrado recordando su infancia, quizá no se refiriera a los mismos,pero en cualquier caso me ha hecho recordar mis veranos en el pueblo, en casa de mis abuelos Gertrudis (la del Gordo) y Rufino, en la visita al bar de la gorda prima de mi madre, los recados a ca la primi, las vecinas Balbina, mi tía Luisa, Guadalupe...el churrero, el maleta con sus helados,antonio el pescadero. Tantos recuerdos como veranos allí pasé.

    Olga Portela

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pedro.
    Hermosos y gratos recuerdos que nos acercan a nuestra infancia y adolescencia.
    Yo también pasé temporadas en La Coronada con nuestros familiares. Muy gratos son mis recuerdos.

    ResponderEliminar
  3. Me han pasado este enlace familiar de la Coronada. Yo soy hija De Ángel y Milagros primos de tu madre Antonia a la Que si conocí e igual que a tu tía Angelita ya que ellas Ventura Milagros estaban muy unidas. Ya le enseñaré texto a mis padres que me han dicho que te buscará . Un saludo Angela

    ResponderEliminar