Página Principal

lunes, 21 de agosto de 2017

EL 50 CUMPLEAÑOS DE ESTAS CANCIONES



1967 fue un gran año para la música, aunque seguramente en ese año todavía una gran parte de quienes lean esto no habían nacido, estoy seguro que hay un buen puñado de canciones que recuerdan perfectamente, aquí os dejo 15 de ellas que con toda seguridad las habréis escuchado alguna vez que otra y este año de 2017 se cumplen 50 años de su publicación.


What a Wonderful World (Que mundo tan maravilloso)
 


Fue escrita por Bob Thiele y George David Weiss, y estrenada por Louis Armstrong y editada por primera vez como single a principios del otoño de 1967. Con la idea de ser un antídoto al clima político y racial de la década de 1960, fue escrita especialmente para él, que le imprimió especial atractivo. La canción optimista por excelencia fue una reacción a la represión racial en Estados Unidos y se convirtió en un éxito antes en Reino Unido que en su país de origen. Para entonces su intérprete ya tenía 66 años y una carrera repleta de éxitos.


Light My Fire (Enciende mi fuego)
 

Fue escrita por Robby Krieger (música/letra), aunque usualmente los créditos son dados a "The Doors". El teclista Ray Manzarek añadió la introducción.
La canción representa una pareja "llegando alto", lo cual puede entenderse como una alusión a la pasión sexual pero es también un término callejero para la sensación eufórica de la gente cuando se droga. "Light My Fire" es un buen ejemplo del rock psicodélico, y marca los principios básicos de lo que será el jazz rock de los setenta, pero siempre cimentado en el blues. 
All You Need Is Love (Todo lo que necesitas es amor)

 
Fue escrita por John Lennon  e interpretada en vivo por primera vez por The Beatles en Our World, llegando a ser la primera canción de transmisión global emitida en televisión vía satélite recibiéndola en 30 países y vista por más de 400 millones de personas el día 25 de junio de 1967. La BBC les habia encargado a The Beatles escribir una canción que representase al Reino Unido en este programa.
Está considerada como una de las canciones más famosas del grupo, convirtiéndose en la última canción grabada antes de la muerte del primer mánager de ellos, Brian Epstein, quien murió el 27 de agosto de 1967 a causa de una sobredosis accidental.


Mrs. Robinson (Señora Robinson)

Fue escrita por Paul Simon y cantada originalmente por Simon and Garfunkel.
Cuando fue lanzada como single en 1968, alcanzó el número uno del Billboard Hot 100 en los Estados Unidos, éxito que lograban por segunda vez en su carrera, tras haberlo hecho previamente con The Sounds of Silence. Una versión formó parte de la banda sonora de la película El graduado, de 1967. Un año después, la canción aparecía como parte del disco Bookends. Otro premio que la canción dio al dúo fue el Grammy a la grabación del año en 1969. 




Ain't No Mountain High Enough (No hay montaña suficientemente alta)

Fue escrita por Ashford & Simpson en 1966 y tuvo un gran éxito como single en 1967, grabado por Marvin Gaye y Tammi Terrell. La canción se convirtió en un hit por segunda vez en 1970, cuando una versión de la misma a cargo de la también artista de Motown Diana Ross se convirtió en la número 1 de la lista Billboard Hot 100, y fue nominada para un premio Grammy la canción aparecía también en la película protagonizada por Julia Roberts y Susan Sarandon llamada "Quedate a mi lado".



Penny Lane (Calle del centavo)

 
Fue escrita por Paul McCartney y habla de una calle de Liverpool, cerca del hogar donde Lennon pasó los primeros cinco años de su vida. McCartney y Lennon solían encontrarse en el cruce de Penny Lane para tomar un autobús al centro de la ciudad. Desde que Paul McCartney escribiera la canción en 1967, la calle se ha convertido (junto con Abbey Road), en una de las más famosas de todos los tiempos. Ya que muchos de los sitios que la canción describe aún están allí. 


Respect (Respeto)
 
Esta canción de Otis Redding es de 1965, pero la versión de Aretha Franklin, de 1967, es la más conocida ya que la voz de Aretha exigía ese respeto y también una tensión sexual de primer orden, algo acentuado por los coros de parte de Aretha y Carolyn que dicen a gran velocidad: "Sock it to me (Ponme el calcetín)". No hay duda de que la ferocidad en la interpretación de Franklin en la canción venía de su matrimonio problemático.


Nights in White Satin (Noches de blanco satén)
 Justin Hayward uno de los miembros de la banda, escribió el tema a la edad de diecinueve años, y tomó como inspiración para el título unas sábanas de satén que un amigo suyo le había regalado. La canción trataba sobre un ansiado amor lejano, lo que llevó a los fans a pensar en la canción como la de un amor no correspondido de Hayward y  no fue una canción muy popular en 1967 en su primer lanzamiento, debido principalmente a sus más de siete minutos que duraba el tema en el álbum. En 1972 se volvió a relanzar y entonces sí, se convirtió en el éxito que conocemos. 


Lucy in the Sky with Diamonds (Lucy en el cielo con diamantes)
Fue escrita por John Lennon e inspirada en Alicia en el País de las Maravillas (bueno, y en alguna alucinación), Lucy in the Sky with Diamonds fue una de las canciones más conocidas y controvertidas del Sgt. Pepper's. La letra de la canción incluye versos cargados de imágenes que reflejan una travesía psicodélica describiendo un viaje en barco a través de un fantástico país. El título fue tomado de un dibujo del hijo de John, Julian Lennon y la letra se inspiró en la obra literaria “Alicia en el país de las maravillas”.



Somethin' Stupid (Algo estúpido)

Fue escrita por C. Carson Parks y grabada originalmente en 1966 por Parks y su esposa Gail Foote, como "Carson and Gaile", pero la versión más exitosa y conocida de la canción fue emitida por Frank y Nancy Sinatra en el álbum de Frank The World We Know, grabado el 19 de abril de 1967.
Fue el primer y único caso de un dueto conformado por padre e hija en alcanzar el número uno en Estados Unidos.


Twist and Shout (Baila el Twist y grita)
 
Fue compuesta por Phil Medley y Bert Russell, y titulada originalmente como Shake It Up, Baby, y grabada originalmente por The Top Notes.
La versión más conocida es la grabada por The Beatles, con John Lennon en la voz principal, y que se incluyó en su primer álbum Please Please Me. Este tema fue también interpretada por The Mamas & the Papas, probablemente una de las menos conocidas y más extrañas en su álbum Deliver (1967), y por The Tremeloes.
Más adelante, la versión de Chaka Demus and Pliers alcanzó en enero de 1994 el primer puesto en las listas del Reino Unido.  


Los Chicos con las Chicas
 

Fue escrita por José Antonio Muñoz, y publicada en 1967, también se incluye en la banda sonora de la película del mismo título. Calificada como brillante,2​ la canción aborda el tema del choque generacional entre unos jóvenes con ganas de divertirse y bailar y unos mayores anclados en la edad de piedra.
Fue uno de los temas más populares de su época,​ y alcanzó el número uno en la lista de los más vendidos en España.


San Francisco (Be Sure to Wear Flowers in Your Hair)

San Francisco (Asegurese de usar flores en su cabello)
 
Fue escrita por John Phillips integrante del grupo The Mamas & The Papas, y cantada por Scott McKenzie,  fue publicada en 1967, que también se conoce como el Verano del amor, y es considerada como un icono cultural.
Esta canción fue el escaparate publicitario del Festival Pop de Monterey de 1967, siendo catapultada en muy poco tiempo a los primeros puestos de las listas de Estados Unidos que llegó a estar en el número cuatro, en el Reino Unido y en el resto de Europa llegó a ser número uno. Es uno de los himnos más claros del Movimiento Hippie.


Alabama Song (Whisky Bar) (Canción de Alabama (Whisky en la barra))
 


Esta canción no es de The Doors, sino de Bertolt Brecht y Kurt Weill y está escrita en 1930, pero en nuestra cabeza solo suena la voz de Jim Morrison.
The Doors hicieron una adaptación de esta canción que había sido interpretada en la ópera “Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny”. La canción está incluida en el álbum The Doors de 1967. 


Lola
 
Fue escrita por Fernando Arbex, y publicada bajo la nueva formación de Los Brincos, una vez se hubo consumado la salida de Juan Pardo y Junior, se trata del último gran éxito comercial de la banda., que se publicó en formato sencillo, conteniendo la canción “The Train” en la Cara B.
Es una de las canciones más populares de Los Brincos y​está considerada como la canción del verano de 1967,​ alzándose con el número uno en las listas de éxitos.


miércoles, 19 de julio de 2017

A MI HIJA CARMEN....




A mi Picu, a mi niña, porque siempre serás MI NIÑA.

Parece un sueño mirar atrás y recordar tus primeras palabras, tus primeros pasos, tu primer diente, tu carita dormida mientras tomabas el biberón, y hoy te veo tan grande, tan independiente, tan madura, iniciando una nueva etapa de tu vida y doy gracias por tener esa oportunidad de haber sido testigo preferencial de esos momentos. Y me cabreo con el tiempo por haber pasado tan rápido, y dejar crecer a esa niñita y convertirla en una mujer.
Tenerte cerca ha sido el premio mayor que la vida me ha dado, quisiera poder regalarte todo lo bueno de este mundo, y quisiera de todo corazón que solo te pasen cosas que te hagan feliz. También sé que la vida está llena de sucesos de los que yo no podré protegerte, pero tienes que saber que al final del día, todo estará bien.
Las lágrimas son parte del camino que tienes que vivir para seguir madurando y yo quiero verte siempre en toda tu dimensión, ya que quiero estar contigo en todo, en lo bueno y en lo malo, y quiero que sepas que cuentas conmigo para eso. Soy tu padre y no hay mayor dicha en mi vida que hacerte saber que estoy aquí para ti, para quererte, para poner mi hombro cuando quieras llorar, para darte un abrazo y para tratar de aconsejarte.
Hoy cumples años Picu, y quiero que sepas que el verte nacer me llenó de alegría, el verte crecer fue una ilusión fascinante, y hoy en este día de tu cumpleaños tan solo quiero felicitarte y decirte que disfrutes de la vida al máximo, ya que lo años pasan rápido y la vida se hace corta.

Eres única cariño mío y por ello, te quiero con locura. ¡¡MUCHAS FELICIDADES!!

jueves, 6 de julio de 2017

A ELLA.......




A mi Carmela, mi Chinini, a ella.....

Sé que no te gustan estas cosas, pero hoy quiero agradecerte y mostrarte mi admiración por esos valores a los que tù no les das ninguna importancia, pero que son lo más digno y loable de tu persona, simplemente porque eres así, que le vamos a hacer............

Tuve la inmensa suerte de conocerte en mi adolescencia, he pasado contigo las tres cuartas partes de mi vida (de momento) y desde entonces hemos estado unidos en la alegría y la adversidad, eres una persona que aunque se cierre una puerta, ves siempre una ventana abierta, un verdadero ejemplo a seguir. Y esos tres hijos maravillosos que me has dado y que han seguido ese ejemplo pueden atestiguarlo.

Nos hacemos ya mayores y nos acostumbramos el uno al otro, solemos pensar parecido porque nos leemos la mente, sabemos qué quiere el otro sin preguntárselo, y a veces, nos irritamos y enfadamos el uno con el otro, pero lo que uno más desea es llegar hasta el final de su vida junto al otro, y eso es algo genial, ya que son tantos momentos vividos, que duraran en nuestra memoria toda la vida.

Siempre has hecho el papel de guardián:, has sido la persona que ha sacado a relucir los temas complicados. Esa persona que mantiene la esperanza en los malos momentos. Esa persona que actúa como una influencia constante cuando uno o ambos empiezan a alterarse.
En una vida ideal, el papel lo tendríamos que hacer los dos, pero en la vida real, tan sólo tú puedes hacerlo.
Eres una base de datos para las fechas señaladas (lo cual para ello yo soy un desastre), pero quiero que sepas, que a pesar de coger esos "rebotes" y hablar lo mínimo durante un día entero o dos, de cuando notarte un poco molesta alguna mañana  y preguntarte ¡que te ocurre!, y tú responderme con ese ¡¡tú sabrás!!, de dejar el café "puesto" y quemarse el cazo, de que no me dejes elegir el lado de la cama, y otras tantas cosas, a pesar de todo ello.................  ¡¡Te quiero y siempre te querré!!...........

FULEROS, ENVIDIOSOS.......



Hay personas que dicen cosas de los demás que no son ciertas a sus espaldas, les calumnian, denigran, desacreditan, injurian, infaman, ultrajan, desprestigian, etc, por el simple hecho de engordar su ego, hay otras que lo hacen por envidia y otras por el simple hecho de lanzar rumores falsos, los hay de todo los gustos.

La mayoría de nosotros llamamos alcahuetes a quienes van metiéndose en la vida de todos y aireando cosas, verdaderas o falsas, sobre la gente. Es decir llaman alcahuetes a quienes difaman y mienten sobre la vida de los demás, pero hay una diferencia, esas personas, que se saben la vida y milagros de sus vecinos, de la gente de su pueblo y conocen detalles que a otras personas les pasan desapercibidos.
Saben quien le pone los cuernos a quien, quien tiene un cáncer incurable, quien se accidentó en la carretera, quien se ha casado embarazada de tres meses, quien ha abortado, quien se ha quedado sin trabajo, quien vende droga, quien la compra.

Pero hay otro tipo de esas personas que también se les llama chismosas y que, sin embargo, no son más que auténticos difamadores (conozco a algunas de ellas y podría dar nombre y apellidos, pero si lo hiciera, me pondría a su altura), porque se inventan historias o características de la gente que no son verdad. 
Ya que en este caso sí hay intención de hacer daño, y lo hacen. Porque “cuando el rio suena???”, y los rumores corren como la pólvora y causan estragos, y la realidad es que entre la verdad del hecho y lo que se ha contado hay un abismo.

Por poner un ejemplo es simplemente como un simple catarro que se ha convertido en una enfermedad terminal, y que tampoco era catarro, el hecho de calumniar y difamar que yo sepa es un delito, pero sin embargo, esas personas que agreden la integridad moral de otros están sueltos por la calle y vanagloriándose de ello en actitudes chulescas.
Una difamación puede hacer a una persona un daño irreparable para toda su vida. Pero también hay que saber pasar de esta gente e ignorarlos, que bastante desgracia tienen con no saber hacer más que fastidiar a los demás. La mayoría de las veces son personas incapaces de querer o de que nadie las quiera, son gente fustrada que no quiere reconocerlo y que, por envidia, quieren que todos sean igual de desgraciados.

Tengo siempre la teoría de que por muy mal que hablen de nosotros, los que nos conocen, saben que es mentira, y los que no nos conocen, no les importa,

Siento una gran pena por estos “personajillos” que disfrutan con estos bulos, ya que no saben aceptar la felicidad de los demás.

martes, 4 de julio de 2017

BAILANDO SIN LOBOS



Aquellos guateques de los años sesenta y setenta, bailes robados en un local, en una habitación de cualquier casa, al ritmo del tocadiscos, se conformaban como encuentros de grupos de amigos, de enamorados, de buscanovias, que, durante tres o cuatro horas, solían burlar la vigilancia paterna para envolverse y desenvolverse, de modo fugaz, eso sí, lamentablemente, en la tarde más esperada de la semana tras el estudio o el trabajo.
 Lugares de encuentro con aires más bien románticos y cercanos, con escasez de luz, luces rojas y azules por lo general, para dar más ambiente de intimidad, con alguna bebida a lo largo del encuentro y con una aportación a escote para sufragar los gastos de aquellos encuentros. Guateques a los que acudían aquellos jóvenes que los preferían en vez de pasear tantas veces entre la Plaza de España y la calle San Juan arriba y abajo, o abajo y arriba, o por San Francisco a derecha e izquierda, o ver una película en El Royalty, en el Lope, en el Conquistadores, o en el Menacho. Aquellos guateques eran una diversión más, y, por lo general, casi siempre, pespunteándose muy cerca del rayo de la pasión. Y allí sonaban los ritmos de moda entre bailes de parejas que se iban acercando en unos encuentros cálidos y en los que había miradas dulces y románticas, pasionales y de beber los vientos por alguien, roces, aromas de colonias y perfumes, besos robados fugazmente…Bailes de moda en las tardes dominicales pacenses, para unos encuentros al calor de los tiempos de una parte de la juventud.
Se escuchababa la música y las voces, por ejemplo, del Dúo Dinámico con “Quince años tiene mi amor” o “Mary Carmen”, de Charles Aznavour cantando “Venecia sin mí” o “Morir de Amor”, de The Beatles con “Yesterday” o “Yellow Submarine”, de Adamo con “Mis manos en tu cintura”, de Les Surfs con “Tú serás my baby” o “Ahora te puedes marchar”, de Bob Dylan, de Clif Richard, de Pétula Clarck con “My love”, de Nino Bravo con “Un beso y una flor” o “Libre”, de los Bee Gees, de Sylvie Vartan, de Tom Jones y “Delilah”, de The Monkees, de Simon and Garfunkel, de Los Diablos, de Los Sirex, de Françoise Hardy y “L´Amitié”, de Gilbert Becaud, de Los Mustang, de Johnny Halliday, de Los Bravos con “Black is black”, de The Platters… Y de tantos y tantos ídodos que nos perderíamos al ritmo, siempre vivo y nostálgico, de una etapa verdaderamente inolvidable.
Guateques de un tiempo siempre con nosotros cuando los guatequeros del momento galopaban veloces, a partir de eso de las siete de la tarde, y trataban de aprovechar hasta el último segundo antes de que sonaran las diez campanadas de la noche, la hora del regreso que solían marcar los padres, mientras los chicos apuraban el paso tratando de acompañar a la chica hasta las proximidades del domicilio familiar que se estimaban oportunas.
Era el Badajoz romántico, pasional, sensible y casi clandestino de los guateques como refugio de cientos de pacenses, que se abrigaban en lo más íntimo de sus propias emociones y casi sin parar más que los escasos segundos entre canción y canción, o el cambio de disco…
Aquellas tardes guatequeras, de las que solo se hablaba en el grupo y poco más, mientras en casa se contaban historias de ficción, para ocultar la realidad de los bailes, tenían un sabor de encanto, de pasión y de sublime nostalgia, ahora que tiramos del hilo de la memoria y suena en un rincón del alma, como cantaba Alberto Cortez, el largo argumentario de la semana para hablar, tal vez, de amores, para dar dos pasos a un lado y uno a otro, sentir las manos juntas, y, sobre todo, el calor de la confianza, cada vez más próxima, entre unos y otros.
¡Ay si hablaran algunas paredes…!

martes, 6 de junio de 2017

LOS MUERTOS DE DIOS




La Biblia es una recopilación de textos que en un principio eran documentos separados, escritos primero en hebreo, arameo y griego durante un periodo muy dilatado y después reunidos para formar el Antiguo Testamento para los cristianos, y luego el Nuevo Testamento. Ambos testamentos forman la Biblia cristiana. En sí, los textos que componen la Biblia fueron escritos a lo largo de aproximadamente 1000 años (entre el 900 a. C. y el 100 d. C.).
Nuestro Dios el de esa Biblia que muchos cristianos no han leído, da la sensación que es un asesino genocida que juega con la humanidad cual sádico enfermizo sacado de la peor de las pesadillas. Que todavía haya gente que lo vea de distinta forma es algo que no nos debiera sorprender, ya que esas personas (creyentes que casualmente jamás leyeron esa Biblia tan estimada) y se precie de haber leído las supuestamente “sagradas” escrituras alguna vez. Para todos aquellos creyentes y no creyentes que aún tengan la duda y se pregunten cosas como: ¿Cuantas personas han sido muertas por culpa de Dios?.
Todos estos eventos están recogidos en las Sagradas Escrituras:

    Eventos bíblicos                                                                 Número bíblico
El Diluvio Universal.                                                                      20.000.000
Sodoma y Gomorra....                                                                           2.000
La mujer de Lot por mirar atrás.                                                                    1
Er por ser malo ante los ojos del Señor .                                                        1
Onán por derramar su semilla                                                                         1
Séptimo año de Dios, el hambre en todo el mundo.                                70.000
La séptima plaga de Egipto: Dios no salva nada.                                   300.000
Dios mata a todos los niños primogénitos de Egipto.                          1.000.000
Dios ahogó al ejército egipcio.                                                                  5.000
Amalecitas.                                                                                              1.000
Dios hirió al pueblo, a causa del becerro de Aarón.                                   1.000
Dios quema a los hijos de Aarón hasta la muerte.                                             2
Un blasfemo es apedreado.                                                                              1
Dios hirió al pueblo por quejarse de la comida.                                       10.000
Una  hombre es asesinado por recoger madera el día de reposo                       1
Los enemigos son enterrado vivos (junto con sus familias).                                9   
Quemados a muerte por quemar incienso.                                                     250
Asesinados por quejarse de Dios .                                                           14.700
La masacre de los Araditas.                                                                       3.000
Dios envió serpientes para morder a la gente por quejarse.                            100
Estás en buenas manos con Moisés.                                                           2.000
Una matanza para acabar con todos los asesinados.                                 24.002
¿Ha guardado las mujeres?                                                                    200.000
Dios mata poco a poco al ejército israelita.                                             500.000
La masacre de 60 ciudades                                                                      60.000
La masacre de Jericó                                                                                 1.000
Acán y su familia son apedreados y quemados hasta morir.                                5
La masacre de Ai.                                                                                    12.001
Dios detiene el sol para que Josué pueda matar a la luz del día                    5.000
Cinco reyes muertos y colgados en los árboles.                                        10.005
Como Dios ordenó, Josué destruye totalmente todo lo que respira.            7.007
No quedó nadie ni nada respirando.                                                        20.020
Matando más gigantes.                                                                              5.000
El Señor entregó a los cananeos y los ferezeos.                                        10.000
La masacre de Jerusalén.                                                                           1.000
Cinco masacres (Hebron, Debir, Sefat, Gaza y Jerusalem).                         5.000
El Señor entregó ChushanriShathaim.                                                         1.000
Dios entrega 10.000 moabitas lujuriosos.                                                 10.000
Barak y la masacre de los cananeos con la ayuda de Dios.                        1.000
Jael introduce una estaca a través del cráneo de un hombre dormido.               1
El Señor puso la espada de cada uno contra su compañero.                   120.000
Una ciudad es masacrada y 1000 hombres y mujeres son quemados
a muerte por el “espíritu malo” de Dios.                                                     2.001
La Masacre de los amonitas.                                                                   20.000
La hija de Jefté.                                                                                                1
Sansón asesino 30 hombres por su ropa.                                                        30
Sansón mata a 1000 hombres con la quijada de un asno.                            1.000
Sansón mata a 3000 en un ataque  suicida terrorista.                                  3.000
Dios mata a los hijos de Eli.                                                                              2
Dios mató a 50.070 por mirar en el arca del Señor (de el mismo).            50.070
El Señor lanzó un gran trueno sobre los filisteos.                                         1.000

Estos datos aquí expuestos han sido sacados de la Biblia (que nó son todos, ya que faltan muchísimos más), no se han expresados los salmos a que corresponden, para que las personas que no la han leido lo hagan y saquen sus conclusiones, yo ya he sacado las mías, pero me las reservo.

miércoles, 17 de mayo de 2017

LOS HABLADORES...




Hay muchas personas que cuando las conoces al principio te parecen de lo más simpáticas. Suelen ser sociables, buenos conversadores y con una personalidad atrayente. Sin embargo, con el paso del tiempo comienzas a sentir que esa persona es algo pesada, pues habla mucho y casi siempre de sí misma. 
Te cuenta una y otra vez las mismas historias, es alguien que se siente autorizado a hablar de cualquier tema, aunque no lo conozca, pero nadie lo calla.

Después de que has hablado con esa persona sientes que has perdido el tiempo, al final nunca conversastes con ella, sino que fuiste una especie de sparring en un largo monólogo. Por eso es probable que cuando vuelvas a encontrarte con esa persona inventes alguna excusa para que no haya lugar a alguna charla.

Luego está el egocéntrico (que de estos hay un rato), este es aquel individuo que se cree que es el centro del mundo, y por caso, todo lo que hace y dice considera que debe ser objeto de atención del resto de las personas. Es una persona que habla mucho de sí misma y que no ha establecido un límite claro entre él mismo y su entorno. Su personalidad narcisista le impide suponer que no es el centro de atención de los demás. Por eso encuentra normal que todas las conversaciones giren en torno a él o ella.

En realidad, no se les pasa por la cabeza que sus peroratas puedan aburrir a otros, y si se lo dicen directamente, asumirán que el problema está en el otro, no en ellos mismos.

Hay quienes siempre hablan de sí mismos para hacer un inventario de sufrimientos, ni te piden ayuda, ni aceptan tus consejos, suponen que tú debes simplemente actuar de forma considerada con ellos. 
Otros hacen lo contrario, te presentan una cadena de historias para probarte cuán maravillosos son.
Te hablan de sus miles de hazañas cotidianas, esperando siempre algún hurra de tu parte.

Hay quien te habla de sus problemas para pedirte orientación. Es como si fueras su terapeuta privado, y gratis. Son personas que jamás te preguntan cómo estás o si tú también tienes dificultades. 
Dan por hecho que sus problemas son más graves y que es tu obligación escucharlos y aconsejarlos.

En todos estos casos no hay una conversación genuina. Se trata más bien de un mecanismo de manipulación a través de la palabra. Entras con ellos en un juego extraño, en el que a veces te puedes llegar a sentir comprometido a seguir ahí. Obligado a escucharlos, a elogiarlos o a compadecerlos. Pero tu lazo con esas personas no es auténtico, siempre opera bajo la sombra de esa sensación que te dice “algo no anda bien”.

Es bueno que en algún momento le expreses directamente y de forma amable, lo positiva que es una conversación cuando hay posibilidad tanto de hablar como de escuchar. También es bueno que le invites a hablar de nuevos temas.

Aunque no es imposible tratar a este tipo de personas, ya que en muchas ocasiones vuelven a ser los simpáticos que conociste al comienzo, sí es necesario aprender a poner límites. Si sientes que te afecta, que te pone incómodo, te desata sentimientos de culpa o de vacío, mejor te alejas.

domingo, 7 de mayo de 2017

A MI MADRE...


Hoy quiero tener un recuerdo muy especial para una GRAN SEÑORA

La Antonia de la tía Cándida para la gente de su querido y siempre añorado pueblo de La Coronada, aquél pueblo que tuvo que dejar por motivos del destino y que ella nunca olvidó abriendo las puertas de su casa a todos los paisanos que lo necesitaron que por un u otro motivo tuvieron que desplazarse a Badajoz.

La Sra. Antonia para esos niños de los Hogares de Hernán Cortés que los ayudó en su formación viendolos crecer en aquella etapa de sus vidas que eran lo que más necesitaban, los cuales también tenían abiertas las puertas de su casa.

Esa misma SEÑORA es Dña. Antonia Moreno Machuca, y ella es mi madre, algo divino, una bendición que tenemos sólamente una vez en nuestra vida.

Una madre es tan necesaria como el aire que respiramos, nos puede faltar todo, pero nuestra madre no. Una mujer, valiente, trabajadora y luchadora, siempre detrás de nuestras cosas para ver como estamos. 
Muchas veces, puesto que la hemos tenido tan cerca, damos por sentado que siempre estará y no la valoramos ni le damos el lugar que merece.

Simplemente quiero que sepas que todo el esfuerzo, que como madre viuda con dos hijos a tu cargo (uno de ellos un poco travieso), has hecho para sacarnos adelante a pesar de tantos obstáculos no ha sido en vano. Aunque sabias que nuestra vida sin conocer nada de una ciudad desconocida no iba ser fácil al venir aquí, nunca dejaste que eso fuera lo que determinara lo que  podría aportarnos.

Una madre es una estrella fugaz que sólo pasa una vez por nuestra vida, y cuando su luz se apaga jamás la volvemos a ver.
Te quise siempre mamá y siempre te querré, ten por seguro que cuando me valla, te buscaré y te encontraré.

Un fortísimo abrazo estés donde estés, siempre estarás en mi recuerdo.



miércoles, 26 de abril de 2017

BENDITA JUVENTUD




El amor puede ser el mismo, lo único que cambia es la forma de manifestarlo. 
Antes en la década de los 60 y 70, la mayoría de los enamorados tardaban años en dar el salto de amigos a novios.

Eran poco más que adolescentes y se sentían mutuamente simpáticos. Ella trabajaba en un taller de corte y confección  y, como la mayoría de las chicas de su tiempo, solía emocionarse con las radionovelas y la música de Raphael, él, casi dos años mayor, trabajaba en una cristalería.

Puede decirse que sus paseos eran simples, caminaban juntos en el Paseo de San Francisco dando vueltas y vueltas a derecha y a izquierda, de allí subiendo la calle el Obispo a la Plaza de España y de allí a la calle San Juan hasta la esquina del Zamorano, y vuelta otra vez a San Francisco, todo ello sin cogerse ni siquiera la mano todavía.

Para hacer un alto había un punto obligado:  una cafeteria que había en la calle del Obispo con una máquina de discos, era El Saymu, donde nos tomábamos unas Mirindas escuchando la música de Raphael (por supuesto), de Beatles y de Creedence Crearwater Revival.
Antes de entrar el compraba caramelos y carapiñadas en la tienda de Mayte que estaba por debajo de la cafeteria, para obsequiarla, y ella respondía a tal galantería con un discreto gesto de agradecimiento.

Nunca hubo entre ellos, dos adolescentes de dieciséis y diecisiete años, ningún contacto físico. Solamente una vez, cuando la acompañaba a su casa, él tuvo que tomarla de la mano para cruzar una calle llena de charcos, en un barrio de la ciudad, donde todavía no había llegado el asfaltado.

Sin dudas los tiempos han cambiado, ya han quedado atrás aquellas cartas románticas, escritas con los mejores trazos y rociadas con perfume, o el acto romántico de entrar en la  floristería de Florisem, en la calle Muñoz Torrero, para comprar un flor para obsequiarla.

Quizá quien lea esto, y no haya vivido la época, pensarán cual ingenuas e inocentes eran las costumbres que regían al noviazgo y a la relación entre los jóvenes que sentían la primera simpatía y es verdad, las épocas y las costumbres son distintas.

Quizá en mucho se ha avanzado y los aportes de la modernidad hayan ayudado a vencer muchos obstáculos. Pero hay algo que es incuestionable: la emoción que sintieron los dos la primera vez que se tomaron de la mano, en aquella tarde lluviosa, fue sublime y está más allá del tiempo.

lunes, 24 de abril de 2017

COSAS NUESTRAS..






El otro día coincidí con un amigo (ya jubilados los dos), al cual hacía muchos años que no nos veíamos ni habíamos tenido contacto. Es uno de esos amigos que todavía conservo, aunque nunca nos hemos llamado, o rara vez nos vemos, me refiero a esa clase de amigo que sabes que si te encontraras con él (cosa que ha ocurrido) te alegras enormemente y sientes como si lo llevases viendo todos los días
Después de saludarnos, darnos un abrazo, los números de teléfono, y las preguntas de rigor, que es de tu vida?, la familia bien?, cuantos nietos tienes?, etc, etc..

Nos sentamos tomando una cerveza en el Bar Rivero de mi amigo Aurelio que está en la Ronda del Pilar, y empezamos a recordar tiempos pasados, cuando empezamos a salir  con nuestras chicas (que por cierto, hoy en día son nuestras mujeres), y sobre todo hablamos de aquellas cosas que hoy son imposibles de ver y por supuesto hacer.

Aquellos recorridos que hacíamos después de dejar a nuestras novias a las 9,30 en casa (y no la dejaras a esa hora, que los padres la castigaban una semana sin salir), sin un duro en el bolsillo hacíamos el recorrido por los distintos bares que sabíamos que nos “fiaban” hasta el próximo sábado que cobrábamos (entonces cobrábamos por semana), un cordial recuerdo para Tomás e Isidra del Bar Z, y Rai de la Venta la Rueda.
La deuda que contraíamos quedaba reflejada en una pizarra expuesta en el bar a la vista de todo el mundo, a sabiendas de que volverías el sábado a liquidarla, y vuelta a empezar.

Aquellas papeletas triangulares azules cosidas con hilo blanco que se vendían en los bares al precio de una peseta y el premio máximo era de cincuenta.

Aquellos carteles que existían en todos los bares o en casi todos de “Prohibido el Cante”, y ahora pienso y me llama la atención, que incluso en la Plaza Alta que es la cuna del cante flamenco de la ciudad existían esos carteles un sus locales, no cito ninguno porque se me quedarían atrás más de uno.

Aquellas cazas nocturnas de liebres en la carretera. de la Corte.

Aquellas tiendas que comprabas con tu madre a la “dita”, te apuntaban en una libreta e ibas pagando poco a poco (un recuerdo para Antolin y Piriz, de Poves en la calle La Soledad) un lugar entre otros que iba mi familia.

Aquellas tardes sentados en la ladera del fuerte esperando ver volver a las carrozas y la gente de la romería de Botoa.

Aquellos baños en el Guadiana que cuando cruzábamos del Embarcadero a la Playa ya podíamos decir que sabíamos nadar.

Aquellos lugares donde solíamos ir a “morrear”, camino de casa con las parejas (todos hemos tenido lugares preferidos o de paso).

Aquellos bailes en San Francisco, Los Jardines, la Piscina Conde, 29-92, Montoba, El Mesón del Labrador, Charlot, Zurbarán, Helios, Lusmat, Moustache, y otros más.
Aquellos recorridos con las novias San Francisco (vuelta ala derecha, vuelta a la izquierda), calle el Obispo, Plaza de España, calle San Juan y vuelta a San Francisco.
Aquellos guateques en las azoteas o cocheras de nuestras casas, con el baile suelto y el lento al final (que conservabas el olor a colonia de ella, más de una semana).

Aquellos bocadillos de calamares de San Francisco y Los Corales.

Aquellos partidos que veíamos en el Viejo Vivero de “gañote” desde los eucaliptos que había detrás de fondo poniente,

Aquel loro que había en las casas baratas de Joaquín Costa.

Aquellos billares en el club 67 y la máquina de discos del Saymu y del bar El Pilar.

Aquellas minifaldas que inventó Mary Quan y que se ponían nuestras novias, las cuales nos cabreaban horrores que las llevaran ellas.

Después de desearnos volver a vernos, y darnos los buenos deseos para la familia, nos  dijimos como dice aquella canción creada por Nacho Canut y Carlos García-Berlanga, e interpretada por Alaska....”A quién le importa”..... yo soy asi, y asi seguiré, nunca cambiaré.

Los recuerdos más felices son aquellos que terminaron cuando deberían haberlo hecho.

Ningún tiempo pasado fue mejor, pero yo hoy estoy un poco nostálgico, pero también pienso que mereció la pena recordar con él esas vivencias que disfrutamos juntos.

sábado, 25 de marzo de 2017

UN PASEO DE RECUERDOS...




Hoy me encuentro un poco nostálgico, he salido a callejear por el centro y al pasar por distintos lugares hecho de menos aquellos cafés, bares, tabernas, tascas......que solía uno frecuentar años atrás, qué le vamos a hacer, uno es así.

Estoy en la Plaza de España la cual era anteriormente un punto de reunión de marchantes y demás tertulianos y  añoro el kiosco de esos cafés espléndidos con Pepe y Manolo sirviéndolos, la cafetería Colón, el Club 67, la cafetería El Aguíla y por supuesto La Ría.



Bajo por Muñoz Torrero y no veo el Bar Torres con aquellas mollejas que sabian a gloria, doblo hacia Felipe Checa y me falta el Mesón El Tronco, y el bar de Lenguagorda con su peculiar manera de ser y sus colecciones de artículos portugueses. En la misma calle esquina con Melendez Valdés aquel Mesón del Labrador donde tantas y tantas veces solía ir con la que hoy es mi mujer a escuchar y como no bailar agarrados esas canciiones de Carlos Santana  “Mujer de magia negra” y Europa” entre otros cantantes.
Bajo hasta la calle Menacho y añoro el Pedro Arroyo, el Rivero, y en la calle Vasco Núñez el Chipén,  el Galán, y el Nene (con aquellos peces) en  Francisco Pizarro  el Victoria,  en San Francisco el kiosco que regentaban los Martinez (el de los calamares),  y el Delma de Simago.

En la Plaza Reyes Católicos el Faro, el Puerta Palmas y el Guadiana (con aquellos dos cuñados tan campechanos y bromistas, uno cazador y otro pescador).

Sigo paseando y subo la calle La Sal y solo veo locales cerrados que se alquilan o se venden,, y al final de ella recuerdo al bar las Dos Victorias.

Bajo Bravo Murillo y hecho en falta Los Caracoles (de Eszequiel Moro) y El Ideal (que tantos años regentó el amigo Pepe).

Entras en la calle Sepúlveda (donde Armando tenía la pescaderia en la esquina) y te acuerdas de La Cabeza del Toro (primero regentado por Nicasio Macias  y después por la familia Tavares), y luego en la calle Afligidos del Hotel Montecristo que se fue.. . 

Entro en la Plaza de las Tres Mentiras, la de Cervantes y la de San Andrés de toda la vida para los pacenses y no veo el bar Salas (aunque veo el Saymu 2 en su lugar de su hijo Fernando) allí junto donde tuvo la tienda Alcaraz y el ultramarinos Delgado, ni tampoco el del “Guarrno”, ni el quiosco donde cambíamos las novelas.

En la zona de la Plaza Alta ya no entro a comentar, porque ese es un espacio reservado para mis amigos y admirados de estos recuerdos José Correa Tavares (Bar Los Navegantes. en San Pedro Alcántara esquina con Morales) y Domingo Rodriguez "El Madalena", ya que espero nos ayuden a recordar aquellos lugares que yo entre otros creo recordar el de Ortega, el Cacharrero y el de Piñero, y además de los de la zona de la Plaza Chica y alrededores.

Sé que olvido de muchos, pero estoy seguro que más de uno recodareis esos que me he dejado atrás.
Eran tiempos en los que uno se entretenía con su grupo de amigos o conocidos con cualquier tema de conversación o juego para pasar el rato.
Entonces era posible tener una conversación en un bar en la que nadie mirara el móvil.
No era ni mejor ni peor que ahora, era simplemente eso....otros tiempos.