Página Principal

jueves, 19 de enero de 2017

A MI PRIMO JULIAN


Hay dias que te despiertas esa mañana y tienes la imagen de aquel recuerdo que no lo puedes quitar de tu mente, y por eso hoy siento la necesidad de escribir, y dar a conocer a esa persona que ese Dios (?) se lo llevó tan temprano y que supongo lo tendrá recogido en su amplia gloria por su merecimiento. Esa persona es: Julián Arroyo Calvo, (Juli, mi primo, pero ante todo, MI AMIGO), nacido en Madrigalejo (Cáceres) el 9 de diciembre de 1950, y el cual por esas causas que nos reserva el destino (?), tuvo la fatídica desgracia de fallecer en un accidente automovilístico en la flor de su vida, el 28 de enero de 1979, en esa maldita tarde en la carretera de Zorita.

Es notorio que cuando una persona nos abandona los comentarios hacia ella, todo son alabanzas, pero en este caso todo lo yo diga sobre él (quién lo conoció lo puede corroborar), es justo y sincero.
Era desde luego una persona responsable, trabajadora, altruista, que no tenía en cuenta los defectos, imperfecciones y fallos en los demás, tan sólo sus cualidades.

Cuando perdemos a un ser querido es inevitable no sentir pena o dolor, los días se convierten grises y no tenemos ganas de realizar nuestras actividades. Sobre todo, cuando la persona que partió al cielo es un fiel amigo y además forma parte de tu família.

Porque cuando los demás mencionan su nombre, su imagen surge en nuestra mente y con ella los momentos que compartimos y disfrutamos juntos. 

Una persona responsable a pesar de su edad, colaborando con su trabajo en el taller de su padre.

Y como voy a olvidar la etapa en Badajoz de su servicio militar en la Base Aerea de Talavera, cuando en sus tiempo libre, trabajaba en aquel taller de Talavera la Real (creo recordar que era de Padilla), no por necesidad, sino simplemente para contribuir y ayudar en los estudios en Madrid a su hermana Elisa (a la cual desde aquí le mando un fuerte abrazo, así como a su madre, mi tía Primi).

Su estancia en Badajoz nunca podremos olvidarla los que compartimos con él esa etapa de su vida y por supuesto, de la nuestra. Mi difunta madre Antonia, vivía los vientos por él, lo mismo que él por ella. Simplemente se querian a rabiar.

Con él he pasado momentos en mi vida que para mí serán inolvidables. Recuerdo entre otras cosas que compartíamos, sobre todo aquella cuando salíamos a dar una vuelta e íbamos al Saymu en la calle el Obispo a escuchar música en aquella máquina de discos, él siempre conseguía poner la primera su canción preferida "Reach Out (I'll Be There)" de los Four Tops. "Es mejor dejarlo como está", como a él le gustaba llamarla en español.

Me llamaba la atención esa apasionada aficción que sentía por los vehículos de dos ruedas, tantos las bicicletas como la motos, aquellas Orbeas y BH, y motos como la Guzzy, Bultaco, Sangla, Ducati............. 

Desde luego Juli contigo se fue una parte importante de mi vida, ya que el tiempo que conviví a tu lado, fué uno de los mejores años de mi adoslecencia  y siempre te recordaré con la alegría que te caracterizaba.

Nuestros amigos son los hermanos que la vida nos regaló, son aquellos a los que escogemos querer y quienes forman una parte importante de la misma. Nunca pensamos que ellos nos puedan faltar y, si eso pasa, sería tan triste que nos costaría sobreponernos.

Tu amistad y el trato que tuve contigo, es un tesoro que siempre recordaré y valoraré. Un grandísimo abrazo Juli estés donde estés, espérame, que estaremos otra vez juntos.

domingo, 15 de enero de 2017

LA CALLE DEL OBISPO


Esta calle conocida popularmente como "calle del Obispo", y llamada anteriormente de Moreno Nieto comienza en la Plaza de España y acaba en la Plaza de Minayo, era un lugar muy transitado en mi juventud por coincidir en el recorrido en las idas y venidas de los paseos que dábamos los jóvenes desde San Francisco a la calle San Juan y vuelta.

Existían entonces una serie de centros, industrias y comercios que hoy han desaparecido del lugar y por ello quiero recordar a todas las posibles, y que sin duda por olvido me quedaré alguna en el tintero.

Kalan Boy, la empresa Fernandez, la tienda de chuches Maytre, la cafetería Saymu de la familia Salas con esa máquina de discos que nos encantaba, el Casino con ese maldito espejo de la entrada que te ibas derecho a él, el colegio Bárbara de Braganza, la oficina del Banco Santander junto a la Casa del Cordón, posteriormente una sala de Juegos Recreativos (Salón San Juan), la casa Alfa, la casa de fotos de Fernando Garrorena..........................................






















sábado, 14 de enero de 2017

A MIS AMIGOS DE SIEMPRE



La amistad va mucho mas alla de compartir un cena o ver una tarde juntos un partido de futbol, los amigos verdaderos son los que comparten pesares y ayudan a aliviar la carga ofreciendote un abrazo sincero, y que no decir de los de la infancia y juventud que aún conservamos.
Algunos de ellos por causa del destino ya no están con nosotros.

Hay amigos que se ven todos los dias y comparten sus vidas, hay otros que solo se ven una vez al año y pasan la noche poniendose al dia en las redes sociales.

Un amigo es el que nos conoce, pero nos quiere de todas formas. Ese es el verdadero amigo.

Pienso que en una verdadera amistad no importa la distancia, el tiempo o las circunstancias, lo que importan son los momentos de compartir, importa la calidez del momento y la confianza que cuentas con alguien que sin estar cerca, no te abandona, sin escribirte no te olvida y la distancia no lo detiene para sentir su presencia a tu lado.

Aunque es es posible que se me quede alguno de ellos en el tintero (les ruego me perdonen por elllo, ya que no es mi intención), a estas alturas de mi ya larga y extensa vida quiero agradecer a los AMIGOS que he tenido el placer de compartir y disfrutar de su amistad (por supuesto verdadera, ya que hay muchísimos más que lo dicen, pero no lo demuestran), ya que hay en la vida un momento en que los amigos son y han sido para siempre. Y ellos son estos :

José María Iglesias Collado y Manoli Melendez, Benigno Malato Manzano y Mari Merce Zancada Maqueda, José Mirón Santos y Maria Antonia Gomez, Eduardo Lozano Flores y Angelita Garcia, Luis Cándido Manzanedo Segador, Juan Barrios Alvarez y Toni, Cecilio Zahinos y Mari Jose, Jose Mari, Vicente, Mari y Pili Castañeda Amaya, Pepe Chávez y Uchi, Manolo Picanzo Pérez y Nati, Juan José Venero Gregorio q.p.d. e Isa,  Jose Mari y Puri, Angel Gómez Alvarez y Mamen, Luis Nogales, Encarna Cordón y Paco, José María Chaparro (Chapi) q.p.d. y Victoria Pámpano(Toyi),
Y un especial reconocimiento a Elisa Arroyo, Ramón, Edu y Antonio Calvo, María Horrillo y sus hermanos Boni y Juan y a Toni Corraliza (mis primos), a todos muchísimas gracias por compartir mi amistad.

 Los amigos de siempre, son para toda la vida
Para mis amigos del alma, los que de verdad son mis amigos, a vosotros que os cito, gracias por compatir esa amistad conmigo, todos teneis un pedacíto de mi corazón. Y por ello os deseo lo mejor en esta vida.
Un fuerte abrazo a todos.