Página Principal

domingo, 7 de mayo de 2017

A MI MADRE...


Hoy quiero tener un recuerdo muy especial para una GRAN SEÑORA

La Antonia de la tía Cándida para la gente de su querido y siempre añorado pueblo de La Coronada, aquél pueblo que tuvo que dejar por motivos del destino y que ella nunca olvidó abriendo las puertas de su casa a todos los paisanos que lo necesitaron que por un u otro motivo tuvieron que desplazarse a Badajoz.

La Sra. Antonia para esos niños de los Hogares de Hernán Cortés que los ayudó en su formación viendolos crecer en aquella etapa de sus vidas que eran lo que más necesitaban, los cuales también tenían abiertas las puertas de su casa.

Esa misma SEÑORA es Dña. Antonia Moreno Machuca, y ella es mi madre, algo divino, una bendición que tenemos sólamente una vez en nuestra vida.

Una madre es tan necesaria como el aire que respiramos, nos puede faltar todo, pero nuestra madre no. Una mujer, valiente, trabajadora y luchadora, siempre detrás de nuestras cosas para ver como estamos. 
Muchas veces, puesto que la hemos tenido tan cerca, damos por sentado que siempre estará y no la valoramos ni le damos el lugar que merece.

Simplemente quiero que sepas que todo el esfuerzo, que como madre viuda con dos hijos a tu cargo (uno de ellos un poco travieso), has hecho para sacarnos adelante a pesar de tantos obstáculos no ha sido en vano. Aunque sabias que nuestra vida sin conocer nada de una ciudad desconocida no iba ser fácil al venir aquí, nunca dejaste que eso fuera lo que determinara lo que  podría aportarnos.

Una madre es una estrella fugaz que sólo pasa una vez por nuestra vida, y cuando su luz se apaga jamás la volvemos a ver.
Te quise siempre mamá y siempre te querré, ten por seguro que cuando me valla, te buscaré y te encontraré.

Un fortísimo abrazo estés donde estés, siempre estarás en mi recuerdo.



1 comentario:

  1. Qué bonito, qué gran abuela fué, ojalá hubiera podido disfrutar más tiempo de ella. Yo también la quiero, allá donde esté. <3

    ResponderEliminar